Páginas

domingo, 8 de abril de 2018

¡No me digas solterona! ... otra vez


Hace muchos años, un profesor de teatro me dijo: “Si siempre te digo que está bien, no te vas a desarrollar, Karen”, y le creí. Muchas veces, recibir solo felicitaciones nos hace más daño, porque no nos da esa mirada de los ángulos que se deben limar para que todo tu trabajo esté perfecto. Esto lo recordé luego de ver el amable recibimiento que ha tenido la película peruana No me digas solterona, de la directora y guionista Ani Alva Helfer.

No me digas solterona sin duda es una de las comedias más frescas de nuestra cartelera peruana, casi siempre abarrotada del mismo humor obsceno y machista al que nos tienen acostumbrada. Ese esfuerzo se celebra y se saluda. Otro punto a favor es Patricia Barreto. Su talento y carisma hacía que en muchos momentos de la película solo me detuviera a ver sus gestos para confirmar lo gran actriz que es. Ella es el 90 % de la película, el otro 10% se lo lleva André Silva.

Pero ahí se acaba. Ni la sororidad puede impedir que diga que el resto de la película sea una de las menos originales que se hayan realizado. Comenzando porque por su misma sinopsis la convierta en una versión resumida de la novela chilena Soltera otra vez, donde la trama se mantiene. Una chica de 30 y tantos termina con su novio de años por otra mujer más joven y que, como siempre pasa, está salido de un comercial de cervezas. Y las coincidencias se mantienen, la mama insoportable, las 3 amigas (cada una con una personalidad diferentes, donde dos de ellas tienen pareja y la otra disfruta la soltería sin compromisos), los diferentes prospectos de pareja que pasan rápidamente, uno que sobresale por su perfección y el mejor amigo que sirve como una especie de guía espiritual.

La elección de André Silva para este último personaje sí me pareció muy interesante. Su prototipo físico era tan poco familiar para lo que nos tienen acostumbrados, que la sola idea de que él fuera el protagonista masculino nos hacía ruido interno. En la sala se escuchaban comentarios como: ¿con él se va quedar? Naa.

Realmente, si este enlazamiento se concretaba hubiera sido un golazo contra los estereotipos del cine peruano. Pero no. Aún en ese momento, su máxima oportunidad de hacer algo diferente, prefieren no concretar en enlace. Solo se quedó como el amigo. Espero que sea porque habrá una segunda parte donde la relación se hará realidad.

Por lo demás, es muy predecible. O será porque yo ya había visto la novela, porque tampoco voy a negar que todos en la sala se reían y disfrutaban.

Ani, lo hiciste, es una bonita película, y seguramente hemos visto las mismas novelas chilenas y argentinas para notar las similitudes. Seguramente podríamos ser muy buenas amigas y llorar juntas en la nueva película de Sex and the city, pero eso no quiere decir que aún hay más por hacer y descubrir. Ya te inspiraste en otros. Es momento de hacer algo diferente. Descubrir tu propio estilo, tu propia voz.

¡Que sigan los éxitos!
💓


PS: ya que hablamos de la novela chilena Soltera otra vez (que está por estrenar su tercera temporada), no puedo dejar de recomendar a su protagonista Paz Bascuñán, que en nuestra cartelera vimos en la película Sin Filtro. Buenaza también. Un ejemplo de cómo hacer una real comedia original y diferente. Está en Netflix. Mírenla aquí.

Eso es todo. 
Se despide su amiga, por siempre telenovelera 😉

domingo, 1 de abril de 2018

Los hermanos Tanner: tan egoísta como uno mismo

Últimamente siento que centralizo todas las conversaciones hacia mí. Es inconsciente. Solo fluye así. De pronto hablo con mis amigas y ya estoy cambiando su drama del momento por un consejo seguido por una anécdota personal. Fue sin querer. Si me pasó contigo, querido lector, lo siento.

Y el colmo de la monotonía o egocentrismo temático lo viví con Los hermanos Tanner, de Robert Walser, con el cual sentía que cada monólogo era escrito para mí. Era mi voz, mis pensamientos, mis momentos individualistas y egoístas los que salían a luz en cada párrafo. (Bueno, no en cada párrafo, pero sí en muchos y muy memorables).

Pero dejaré de sentirme única por un momento y le daré algo de crédito al autor, porque con esta, su primera novela (1907), el autor logró hacerse eco de las voces jóvenes que reclamaban vivir bajo su propia ley y sin obedecer a ningún sistema. Un poco como lo que inspira a los que ahora llamamos Millennials.

La novela presenta a Simon Tanner, un joven que se cuestiona sobre la necesidad del trabajo, las relaciones interpersonales, el papel que se espera de él y lo que él espera del mundo. Es un canto a la independencia, a la autorrealización, al derecho que tenemos de cometer nuestros propios errores y de morir en nuestra ley.

Acá les comparto un extracto de unas de las primeras páginas, la primera de las muchas historias que no me podía dejar de grabar por lo muy identificada que me sentía con el autor.



Por otro lado, he terminado de leer Basado en hechos reales, de Delphine De Vigan. Ahora sí estoy lista para ver la película homónima de Roman Polanski. Ni bien la haya visto, prepararé un post al respecto. La novela está muy recomendada 😉😉

sábado, 3 de junio de 2017

Derrumbando mitos en Lolita

Hoy cumplo 31 años y tengo una lista completa de libros por comentar. Así que decidí regalarme una nueva actualización en este blog. Esta vez: Lolita.

Debo confesar que viví muchos años esperando el momento por leer esta novela, deseando encontrar las aventuras de una joven coqueta con ganas de llevarse el mundo por delante. Las referencias culturales lograron que toda chica sueñe secretamente en ser una Lolita e ir por el mundo seduciendo a la vida.





















Sin embargo, cuando finalmente había llegado el momento y no podía postergarlo más, me di con la sorpresa de que se trataba de una novela completamente diferente. No voy a juzgar la lírica de su narrativa ni el genio de Vladimir Nabokov. Ese es un tema a parte y ya bastante hablado. Si estoy aquí es para resaltar la puerta que abrió lo que algunos autores llaman "victoria de la libertad y de la belleza"

Si ya leyeron Lolita, se darán cuenta que narra el deseo y atracción que siente su persona Humbert Humbert por las ninfulas (niñas de 8 a 12 años que se encuentran en ese momento exacto cuando comienzan a desarrollar su cuerpo). Sí, su narrativa es tan exquisita que se podría comparar a la fiesta más exclusiva donde se celebra la pedofilia. No solo eso, sino que te llena de energía para gritar a los cuatro vientos todos esos deseos incontenibles que llevas dentro y que son condenados por la sociedad. 

Y es que son condenables por una razón. 

Sr. Humbert Humbert, a esa niña que tanto has deseado y juras amar hasta el último momento, tú le has robado la vida. Está vacía. Oscuro es su pasado y ahora no tiene más futuro. Y todo eso por tu gran amor. 

Si esta novela significa la victoria de la libertad y la belleza, entonces debe considerarse que es libertad y belleza robada a todas esas niñas, que solo en el Perú representa el 70% de victimas de abuso sexual.

Esto es lo bello de lo literatura: te inspira, de motiva, te hace soñar y a veces te hace gritar.

viernes, 27 de enero de 2017

4 lecciones que aprendí sobre la Creación de Contenido en la Batalla de los Pollitos

Hoy en la agencia dónde trabajo, se llevó a cabo una Batalla de los Pollitos. Sí, esa dónde dos personas creen que tienen mucho ritmo y compiten para ver quién humilla más al otro al compás de un beat. No lo voy a negar, me dio mucho miedo. Creo que a la hora de improvisar, muchas cosas se pueden descontrolar y podría perderse amistades, entre otras cosas. Felizmente, esta primera fecha de 8vos de final, la guerra fue muy divertida y trató de llevarse en paz con el consentimiento del compañero. 

Fuimos 8 participantes (sí, yo también le entré), repartida en 4 batallas. Luego de esta competencia se pasará a 4tos de final y así sucesivamente, con una ronda por semana. 


Entonces, ¿de qué se trata la Creación de Contenido y cómo te puede servir para una Batalla de los Pollitos?
#1. Define tu objetivo

Antes de empezar a crear, debes tener bien claro lo que quieres conseguir con tu contenido. Es obvio que quieres ganar, pero ¿cómo lo vas a lograr?, ¿qué quieres comunicar?, ¿lo vas a insultar por insultar? Si crees que escribir es tan fácil cómo anotar cual quier letra que se te venga a la cabeza, estás muy equivocado. Hasta los genios literarios saben que nada llega por casualidad o por la gratuita inspiración, sino que todo obedece a una estrategia. 

En este caso decidí que mi objetivo era dar a conocer algunas historias que podrían avergonzar a mi contrincante, pero que a la vez sea solo un recuerdo de lo que ya la gran mayoría sabía o se rumoreaba.  Entonces, ¿cuál es el siguiente paso?

#2. Investiga

Luego de tener definido tu objetivo, debes averiguar todo sobre tu contrincante. Tendrás que enfrentarte a él, así que será mejor que estés bien preparado. Deberás sentarte largas horas en la computadora, stalkearlo en Facebook y en las fotos dónde lo etiquetan en Instagram (Desk search). Pero esto no será suficiente. Si quieres llegar al meollo del asunto, a sus puntos más débiles, tendrás que entrevistarte con personas allegadas a él. En este caso, quiero agradecer a sus amigos, antiguas novias y jefes directos que me ayudaron a encontrar los enfoques por dónde por atacarlo. 

Este paso es clave, ya que nadie habla de lo que no conoce. No lo olvides en tu momento de creación. Además, siempre recomiendo escuchar a las personas más vinculadas a tu objetivo, ya que ellas te darán la clave directa de lo que quieren recibir. Solo se necesita saber escuchar. 



#3. Crea

Ya con toda la información, el proceso de creación es más fácil. El público que entrevistaste será el mismo que estará sentada ese día viendo la Batalla de los Pollitos, así que debes pensar en ellos y escribir las rimas que más le impacten. Eso sí, no debes de perder de vista tu objetivo de comunicación. Sé que suena complicado pensar en dos cuestiones al mismo tiempo. Pero ese es el reto que debes asumir. 

A veces pecamos de muy listos y creemos que es un monólogo dónde solo nosotros nos lucimos. Pero recuerda que hasta en un monólogo tendrás público y ellos serán quienes juzgarán tu trabajo. De nada sirve sonar muy profundo si al final nadie lo entenderá ni podrá apreciar tu contenido. En otras palabras, sé directo y ve al grano. 

En estas batallas también se vale ser populista. Darle al público lo que quiere. Acentúa tus frases para darle más enfasis al mensaje que quieres resaltar. El público es muy generoso y te sabrá corresponder con un wowwwwwww.

#4. Prototipa

O en otras palabras: prueba con poca gente.

Si ya tienes tus frases listas, anímate y recítalas a algunos amigos de confianza que formen parte de tu público objetivo. Ellos te dirán si entienden las referencias o chistes. A mí me pasó que tuve que cambiar algunas palabras porque eran términos muy noventeros, y, bueno, mis compañeros son más chibolos. 

Ajusta sus comentarios y listo. Ya estás preparado para Despegar. 

Pero recuerda que a los combates se los lleva el viento, y tendrás nuevos retos por enfrentar. Este circulo no acaba, sino que se perfeccionará en cada paso, en cada etapa, en cada encuentro. 



Hasta una nueva oportunidad :)

martes, 24 de enero de 2017

La justa nominación de La La Land

Hoy anunciaron a los nominados al Oscar y, como muchos esperaban, la gran favorita fue catorce veces nombrada. Desde su estreno, incluso antes, la película La La Land no ha dejado de recibir los elogios del mundo. Tantos buenos comentarios no podían ser verdad, así que me reservé mi opinión hasta el final. Ayer por fin fue a verla. Justo un día antes de su nominación. ¿Coincidencia? No lo creo. 

Tenía sentimientos encontrados acerca de esta película: primero, porque es un musical, y quienes me conocen saben que los musicales son mi gran obsesión.  Nací para cantar, bailar y actuar en un escenario, y si a eso le sumas una éxito en el cine, ¿para qué más? 

Segundo, no me gusta dejarme llevar por las preferencias de la gente. Soy la clase de persona que si todos dicen derecha, me voy por la izquierda. (Ojo, éste no es un mensaje subliminal sobre mi posición política.  Es pura coincidencia. ¡Jaque mate, PPKausas!). Eso quiere decir que tenía un deseo profundo y sincero de que no me gustara. De que sea una porquería. De que todos se equivocaran y la cinta no fuera más que una copia barata de Hairspray u otro clásico musical. 

Tercero, y no menos importante,  mi novio tiene una obsesión descomunal por Emma Stone. ¿Hay algo peor que la chica bonita, inteligente y graciosa que encima hace bien su trabajo? No lo creo.


Finalmente fui a verla ayer, creo que ya lo había dicho, y no habrá palabras para explicar lo que esa película logró en nosotros. Una mezcla de encanto, agradecimiento, administración, consternación y tristeza, mucha tristeza. Françoise Sagan escribió Buenos días tristeza, seguramente pensando en ese momento cuando te sabes triste, y aun así debes levantar tu mochila y seguir caminando. Repito, mucha tristeza.

No voy a hablar sobre la oda al musical clásico, las tomas de corrido y las coreografía (¡Oh Dios, la de la piscina!). Lo que realmente me mató de esta película fue la tristeza y realidad reflejada en ese final. Y debo decirlo, si ambos terminaban juntos hubieran agarrado todo su inversión en producción y la hubieran tirado al río Rímac. 

Esta cinta demuestra que los cuentos de hadas no existen. Que en la vida real, si una persona lucha por perseguir sus sueños, estos deben ser lo suficientemente grandes para sacrificar otras cosas. Que uno no puede vivir sin amor, pero no significa que el amor tenga una única forma; aunque esto no te arranque el dolor de un amor no desarrollado, un concepto de amor impuesto por la sociedad que puede causar frustración. 

No me quiero hacer la superada poliamorosa, claro que no. No es fácil.  Solo trato de verbalizar todos los miedos y percepciones que me brotaron luego se ver esta película.  

Las actuaciones no me parecieron magistrales, aunque sí debo reconocer y con creces las pulcras coreografías de sus escenas. Estoy convencida de que el musical y la comedia son dos de los géneros más difíciles en la actuación. Por ello mis respetos.


Y con este post, declaro inaugurada la temporada de premios y mi maratón de películas previa a la ceremonia. 

Y tú, ¿ya estás listo para los Oscar? Cuéntame cual es tu favorita.

domingo, 31 de julio de 2016

El ángel de Jane Eyre

Dos de mis libros favorito ♥
Sigo encantada con Jane Eyre. ¿Ya se los había dicho? Me cuesta acabarla, no solo por la falta de tiempo, sino por el dolor que me producirá saber que no volveré a compartir sus líneas. 

Trato de recordar algunas impresiones mientras leía sus primeras cien páginas. Me contaban sobre su vulnerabilidad y pobreza cuando ella solo era una niña. Cuando decidida por salir de la casa en donde tan mal la trataba, se dirige a un internado para chicas tan pobres como Jane. Ése sería su nuevo hogar.

¿No les recuerda a algo? A un niño huérfano que fue salvado de la bestialidad de sus tíos para hacerse mago en una escuela de hechicería. Pero en este mundo de ficción, cuando lees una novela, ya las has leído todas. Por eso ya no busco novedades, busco sensaciones y aprendizajes. Tal vez el Dios de la Literatura es tan bueno que repite las historias hasta que las captes, y una vez comprendido podrás conocer nuevos niveles de ficción. O tal vez simplemente todos se copien de todos y no haya más que descubrir. En todo caso Charlotte Bronte fue primera :)

Recuerdo cuando yo era niña. Amaba mi colegio y a mis compañeritos. Recuerdo que lloramos sin parar el último día de clases porque sabíamos que ya no nos veríamos. Nos juramos reencontrarnos en toda ocasión y que no nos olvidaríamos. Amigos para toda la vida que ahora raramente acepto en Facebook. 

Pero esta es otra historia y no la tragedia que tuvo que vivir Jane; cuando en su primera semana la acusan de mentirosa y sufre un bullying interjerarquico porque no la consideraban un buen ejemplo. Fue justamente en unos de estos lamentables castigos en que nuestra protagonista conoce a Helen Burns, una niña huérfana y pobre como Jane que a la larga se volverá un ángel de inspiración. 

Helen era una niña menuda y enfermiza que tenía problemas de concentración y aprendizaje. Las profesoras la castigaban mucho por no dar la talla en la escala promedio de sus alumnas, pero ella aceptaba con una resignación envidiable lo que se le encomendarán. Esta niña que tenía menos esperanzas de vida que Jane, fue luz en su camino y le enseño valores que nadie más le mostraría. Le habló de fe, de disciplina, de ser fiel a una misma y de vocación al servicio. Le mostró un camino de espiritualidad que supera todo lo que, con justicia o sin ella, podrían hacernos en el presente.

Como he de suponerse, esta personita no superó más de dos capítulos, ya que en el primer invierno que llegó a la escuela su alma fue a vivir la inmortalidad que tanto predicaba. Sin embargo, mientras la conocía me hizo recordar a todas esas personas que como angelitos pasaron por mi vida para darle claridad a mis momentos. Amigas y amigos que no tuvieron un final mortal, pero que tal vez si fueron desapareciendo en diferentes circunstancias. Porque la verdadera amistad no es la que dura para toda la vida, sino la que es pura y brillante en esos 5 minutos de existencia. Algo muy parecido al amor. 

Este post se lo dedico a mis actuales angelitos: Eliana y Sandy, y a todos toditos quienes alegraron mi existencia en su momento: las panas, Emily, las chicas mala reputación de pro, la infinidad de amigos que dejé por mis trabajos, a mi hermana y a Jossy. Se que me olvido de muchas y muchos, pero nunca he tenido buena memoria. 

Sé que no hablé mucho de la novela, pero creo que toda manifestación cultural esta ligada a ti de cierta forma, y más que describirla es sentirla de la forma muy personal como te ha tocado. 

Que descansen y aprovechen el último día de este feriado largo :) 

miércoles, 15 de junio de 2016

El arte de la rebeldía, según Jane Eyre

Lo sé, me volví a perder. Pero tengo muchos apuntes y me parece que serían un desperdicio si no los publico.

Sí, continúo encantada con Jane Eyre. En algún momento dije que con nadie me había sentido tan identificada. Que su prosa es perfecta. Su narrativa es como si leyera un diario personal. Su aire es mi aire. Nada sobra, todo es exacto.

Pero vayamos por el principio y con full spoiler.

Jane Eyre es una obra universal y de crecimiento que acompaña a la protagonista desde su primera escena importante cuando tenía a penas 10 años. Ella es huerfana y la familia de su tío se encarga de ella por obligación. No se siente querida y los dueños de la casa la tratan peor que a una críada.

Aquí tuve una primera reflexión: Me he dado cuenta que en muchas de las historias de época, normalmente las protagonistas son pobres, chicas indefensas que no tienen fortuna y por cosas del destino sufren las mayores desgracias. Pero claro, estas mujeres son inteligentes y logran hacer frente a las adversidades y convertirse en las heroínas del cuento. ¿En verdad debe ser tan predecible?

Pero por otro lado, es como si los escritores no se atrevieran a dar un paso más alla en las penas de un personaje. Trataba de hacer memoría y no recuerdo alguna historía de época con una protagonista mujer, donde el personaje sea una críada. Siempre es como una señorita que no tuvo fortuna, pero ¿las críadas o sirvientas no pueden también ser dueños de su propia historia? ¿La época era tan elitista que ni se podría pensar en una sirvienta que fuera protagonista?

Bueno, talvez soy muy rádical y no recuerdo una historia con estas características. Si uds. sí lo recuerdan, por favor díganme algún título en un comentario :)

Regresando al tema, Jane Eyre sufría la peor violencia doméstica que una niña de su edad podría recibir. Claro que Jane Eyre no es una niña cualquiera. No. Ella lee.

Talvez los escritores aquí buscan hacer un poco de justicia al bullying que pudieron sufrir, ¿no? Y es que es muy frecuente encontrar que los protagonistas leen, haciendo de esta virtud su principal diferencia del resto.
Entonces, habíamos dicho que Jane leía y mucho. Gozaba de la lectura y era su única compañía desde muy pequeña. Mientras los niños ricos jugaban con lo mejor de la época, ella leía. Este hábito hizo que ella desarrollará su críterio; y como todo intelectúal en su edad más joven, su rebeldía.

Ella decidió hacerle frente a la violencia de su tía, la Señora Reed, y en un momento de total líbido, furia, cansancio y deseo de libertad, no solo atacó a la dueña de la casa, sino que usó sacó su artillería más pesada: La palabra.


Pero como suele pasar, la victoria le duró poco. La adrenalina, el espíritu de libertad, la emancipación y todos los ideales que la condujeron a esta explosión, poco a poco fueron disminuyendo. En su lugar quedó la vergüenza, la tristeza y la soledad que se siente cuando una se odia a sí misma. Y es que, a veces, por más que tu bandera fuera muy noble, si terminas lastimando a alguien más, terminas lastimándote tú misma.

Creo que a todos nos ha pasado.

Los dejo con esta reflexión, hasta una nueva oportunidad en que pueda compartir con uds. algunos de mis apuntes.

En serio, lean a Jane Eyre y coménteme.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...